el día que selma soño con un okapi

El día que Selma soñó con un okapi de Mariana Leky

69 / 100

Posar la mirada en las pequeñas cosas puede hacer grandes a las personas. Y más si se trata de abuelas. #PorQuéLeer «El día que Selma soñó con un okapi» de Mariana Leky (Seix Barral, 2019).

Selma es la abuela de Luise, una niña de 10 años cuyos padres tienen poco tiempo para atenderla. Martin es el amigo de Luise, un niño que sueña con ser levantador de pesas. Palm es el padre de Martin y cuando se emborracha -que es todo el tiempo- sale a cazar o le paga al niño. Elsbeth y el óptico, cuñada y amigo de Selma respectivamente, se desviven por Luise y Martin para no hacerles sentir la falta de sus padres. El okapi, un animal extraño, híbrido, visita ciertas noches el inconsciente de Selma. Cuando eso sucede, algún vecino del pueblo fallece. Con esa idea como punto de partida, nos introduciremos en un universo ficticio que durará unos 20 años a lo largo de los cuales acompañaremos a los personajes a emprender sus vidas.

Narrada desde la mirada de una Luise que va creciendo a medida que avanza la novela, «El día que Selma soñó con un okapi» (llamada en su alemán original algo así como «Lo que puedes ver desde aquí») nos habla del secreto de las pequeñas cosas. Un bombón de cereza, una carta sin terminar, un perro enorme y compañero… Aquí no habrá grandilocuencias sino detalles que construyen la personalidad de Luise. Leky utiliza un lenguaje simple para describir con dulzura escenas cotidianas.

Cuando lo empecé, suponía que la idea del okapi trayendo un presagio de muerte tendría un rol fundamental, pero no. Rescato la figura de Selma, una abuela comprometida con su rol más allá de sus posibilidades. Tal vez (seguramente) porque me hizo acordar a mi nona, cada una de sus apariciones me dejaron una huella. Disfruté mucho de acompañar a los personajes en su crecimiento, los fui queriendo al pasar las páginas, aunque por momentos esperaba que me sorprendiera algún nudo, un conflicto, como en toda novela. Pero eso no ocurrió aquí. El libro nos regala un período de disfrute, una lectura atrapante, con sabor a la vida misma, que más que una típica obra literaria funciona como portal a nuestras infancias y seres queridos.

Cecilia Bona

Cecilia Bona

Soy periodista, productora y creadora de contenidos con más de 10 años de experiencia.
Compartí
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Querés transformarte en patrocinador de Por qué leer?
Ojo, todo patrocinio será premiado ; )

Más reseñas